Faurie: «En Venezuela no hay democracia»

El canciller argentino Jorge Faurie aseguró esta tarde en Mendoza que si Venezuela no altera su intención de llamar a una elección de Asamblea Constituyente, a contramano de lo que reclama la oposición, antes del 30 de este mes, el bloque recurrirá a «la suspensión permanente de ese país en todos los órganos del Mercosur».

En una pausa de la Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur y Estados Asociados que se celebra en esta ciudad cordillerana, Faurie confirmó lo que diferentes funcionarios de Cancillería habían adelantado durante la jornada: Los Estados Parte del Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay) firmarán mañana un documento donde le pedirán al presidente Nicolás Maduro que abra el diálogo con la oposición de su país y suspenda la convocatoria a elecciones que la oposición rechaza. Si no lo hace, le avisarán que será suspendido de forma definitiva del Mercosur.

«Algunos lo podrán leer como una expulsión, pero en este momento no tenemos que entrar en si es suspensión de esto o lo otro. Tenemos que hablar de que en Venezuela no hay una democracia. Y lo vamos a ratificar si no hay capacidad de diálogo en Venezuela», sostuvo el canciller.

Consultado por esta agencia sobre la diferencia con la suspensión que pesa actualmente sobre Venezuela, el funcionario lo diferenció. «Esta sería permanente, una suspensión de fondo. Una cosa es decirle ‘Vos estás retrasado en hacer tus deberes de casa’, y otra es decirle ‘Vos no está preparado para ser miembro de este proyecto porque no sos democrático», aclaró Faurie.

En este sentido el funcionario explicó que el país estaba suspendido «porque no incorporaron toda la normativa del Mercosur», y lo asimiló a un tema cercano a lo técnico. Pero lo diferenció completamente de la medida, más severa, que analiza ahora el Mercosur.

Entre sus argumentos para la decisión, Faurie enumeró todos los intentos de diálogo que diferentes países tuvieron con los venezolanos. Y agregó que «la convocatoria a la asamblea constituyente marcha en el sentido opuesto a la disposición de diálogo, porque alejan completamente a la otra parte, que también es parte de este diálogo».

«A mi me resulta inconcebible, a esta altura de la vida, que se discuta cuando hay democracia y cuando no hay democracia. La democracia acá no está funcionando, lo que no quiere decir que no pueda volver a funcionar», expresó el canciller.

Además consideró que en Venezuela «todo está alterado. Está alterado el proceso eleccionario, está alterado el funcionamiento de la Asamblea Nacional, el del Supremo Tribunal, es decir que las instituciones no están funcionando. Y eso define que no hay democracia».

Para el funcionario argentino, «el sistema democrático está fundado a través de la consulta periódica de la voluntad popular, en elecciones libres, supervisadas, transparentes. Si para hacer las elecciones cambiamos el calendario y las reglas del juego, decimos quienes pueden ser elegidos y quienes no estamos marchando a una democracia imperfecta y que tiene un reordenamiento que ya no responde a las necesidades de su pueblo».

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.